cliente Ideal

Define tu cliente ideal y establece una conexión emocional con tu audiencia

¿Te pasa que no logras conectar con tu audiencia a través de tus contenidos? Una de las razones de esta realidad puede ser que no conoces a tu cliente ideal o a tu buyer persona. La buena noticia es que esto tiene solución.
A la hora de crear el contenido de valor que ofreces a tu comunidad en tus plataformas digitales, es indispensable que sepas a quién te diriges para que puedas establecer una conexión emocional, más directa.
Ese buyer persona es la representación semi-ficticia de tu cliente, a quien debes asignar información real relacionada con sus datos demográficos, comportamiento e intereses. Se trata de la segmentación específica de esa persona con la que quieres establecer una comunicación efectiva.
La mejor forma de garantizar esta recopilación de información es conocer sus historias personales, motivaciones, objetivos, retos, preocupaciones y esos problemas que tú le puedes ayudar a resolver.

¿Cómo obtener toda esta información?
Segmentar tu audiencia es generar el perfil de esa persona que representa a tu cliente ideal.
Mientras más específica sea la descripción, más efectiva será la segmentación. Entonces, esfuérzate en:
a) Datos demográficos: Edad, sexo, ubicación
b) Situación personal: Estado civil, hijos
c) Información laboral: Estudios, trabajo
d) Objetivos y metas
e) Obstáculos y problemas
f) Actitudes y comportamientos

Estrategias para obtener esta información
Tienes 3 formas para abordar este proceso de investigación y recolección de información:
-Cliente actual: Revisa las características de las personas con las que actualmente tienes relación comercial o que se interesan en tus contenidos. Para ello, tienes disponibles las estadísticas de tus cuentas de redes sociales, de tu web o blog. Aprovecha al máximo esta información que es de suma utilidad.
-Cliente potencial: Las redes sociales como Facebook también te dan un listado de clientes potenciales o prospectos de clientes de acuerdo a las interacciones que establecen con tus contenidos. Además, el pixel de ventas de Facebook en tu blog o página web es una poderosa herramienta para saber quiénes revisan tus contenidos e interaccionan con ellos.
-Competencia: Sin ánimo de copiar, la revisión de tu competencia te ayudará a determinar a quién quieres y a quién no quieres como cliente ideal. Busca en la audiencia de tu competencia quiénes se interesan, dónde están ubicados y qué perfil tienen para tomar lo bueno de ellos y desechar lo que no te haga crecer como marca.

Ponle rostro a tu cliente ideal
Una vez que lograr tener el perfil de ese cliente ideal, te recomiendo que le pongas rostro y nombre, que redactes un párrafo con esas características específica que tiene y que lo tengas en cuenta cada vez que generes un contenido. Así hablarás de forma directa y tendrás la tan ansiada conexión.

¿Para qué necesitas un buyer persona?
Conocer a tu cliente ideal te permite diseñar estrategias de marketing dirigidas a tus prospectos y tener mayor probabilidad de éxito en tus objetivos.
1.- Tipo de contenido: qué comunicar a tu audiencia es un aspecto que terminarás de definir luego de recopilar todos los datos y la información de tu cliente ideal.
2.- Formatos de contenido: La segmentación de tu buyer persona también hará posible conocer de qué forma quiere recibir tu audiencia los contenidos. ¿Prefiere videos, audios o textos? ¿Le atraen más las infografías o los podcast?
3.- Canales de comunicación: La investigación de tu cliente ideal te llevará a determinar en cuáles plataformas digitales está presente para que tú también puedas estar ahí con tus contenidos.
4.- Tono de la comunicación: La edad, el género, la ubicación geográfica, entre otros, son datos que te llevarán a ofrecer un tono de voz adecuado para comunicarte con tu comunidad.
¿Estás listo para definir tu cliente ideal y tocar las emociones de tu audiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio