Las gemelas separadas y vendidas al nacer que se reencontraron gracias a un video de TikTok

Amy y Ano, son gemelas idénticas, pero nada más nacer fueron separadas de su madre y vendidas a familias distintas. Años después, se descubrieron por casualidad gracias a un concurso de talentos de televisión y a un video de TikTok.

Al indagar sobre su pasado, las gemelas se dieron cuenta de que formaban parte de los miles de bebés robados de hospitales y vendidos en Georgia, algunos en una fecha tan reciente como 2005. Ahora quieren respuestas.

Amy se mueve de un lado a otro en una habitación de hotel de Leipzig, en Alemania.

«Tengo miedo, mucho miedo», dice nerviosa. «No he dormido en toda la semana. Esta es mi oportunidad de obtener por fin algunas respuestas sobre lo que nos pasó».

Su hermana gemela, Ano, está sentada en un sillón, viendo videos de TikTok en su teléfono. «Esta es la mujer que podría habernos vendido», dice, haciendo un gesto con sus ojos.

Ano admite que ella también está nerviosa, pero sólo porque no sabe cómo reaccionará y si será capaz de controlar su rabia.

Es el final de un largo viaje. Tienen la esperanza de encontrar en Alemania la pieza que falta del rompecabezas. Por fin van a conocer a su madre biológica.

Durante los dos últimos años han ido construyendo una imagen de lo que ocurrió.

Y a medida que fueron desentrañando la verdad, se dieron cuenta de que no fueron las únicas, que hay decenas de miles de personas en Georgia que, durante décadas, también fueron sacadas de hospitales cuando eran bebés y vendidas.

Ha habido intentos por parte de las autoridades de investigar lo ocurrido, pero nadie ha tenido que rendir cuentas todavía.

Las gemelas no se parecían, eran idénticas

La historia de cómo Amy y Ano se descubrieron mutuamente comienza cuando tenían 12 años.

Amy Khvitia estaba en casa de su madrina, cerca del mar Negro, viendo su programa de televisión favorito, Georgia’s Got Talent.

De repente apareció concursando una chica bailando jive que era exactamente como ella. No es que se parecíera, era idéntica.

«Todo el mundo llamaba a mi madre y le preguntaba: ‘¿Por qué Amy baila con otro nombre?'».

Amy se lo comentó a su familia, pero no le dieron importancia. «Todo el mundo tiene una doble», dijo su madre.

Siete años después, en noviembre de 2021, Amy publicó en TikTok un video en el que aparecía con el pelo azul haciéndose un piercing en la ceja.

A 320 km de distancia, en Tiflis, otra joven de 19 años, Ano Sartania, recibió el video a través de una amiga. Le pareció «genial que se pareciera a mí».

Ano intentó localizar en internet a la chica de la ceja perforada, pero no pudo encontrarla, así que compartió el video en un grupo de WhatsApp de la universidad para ver si alguien podía ayudarla.

Alguien que conocía a Amy vio el mensaje y las conectó en Facebook.

Amy supo al instante que Ano era la chica que había visto hace tantos años en el concurso de talentos en televisión.

«Hace tanto tiempo que te busco», le envió un mensaje. «Yo también», respondió Ano.

Revolviendo el pasado

En los días siguientes descubrieron que tenían mucho en común, pero no todo tenía sentido.

Ambas nacieron en la maternidad de Kirtskhi -que ya no existe-, en el oeste de Georgia, pero, según sus certificados, sus fechas de nacimiento se diferenciaban en un par de semanas.

Según estos documentos, no podían ser hermanas, y mucho menos gemelas. Pero había demasiadas similitudes.

Fuente BBC

27/1/2024

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio