Proyecto Sirena intenta sanear el Lago de Maracaibo

Selene Estrach, fundadora del Proyecto Sirena, y su equipo tienen bastante claro el mensaje de su movimiento, pero necesitan que el país entienda la magnitud de lo que hacen.

Dijo: “Hacemos salchichas ecológicas” de hasta 4 metros que podrían ser una solución al tema ambiental en Venezuela».

Desgtacó, que con 725 peluquerías aliadas y la posibilidad de elaborar 1.631 dispositivos, esperan absorber en tres meses hasta 32 toneladas de petróleo derramado en el Lago de Maracaibo.

Acotó, que la idea no es del todo nueva. Se remonta a finales de los 80 y no con un científico, petrolero o investigador, sino con Phillip McCrory, un estilista de Alabama.

McCrory quedó devastado, según su relato, después de haber visto en televisión cómo una nutria, cubierta de una densa capa negruzca, intentaba flotar en las prístinas aguas de Alaska.

Al fin y al cabo –razonó por entonces McCrory– si los humanos pasan media vida aplicándose champú para eliminar la grasa de su cabello, ¿por qué no aprovechar esas mismas melenas para eliminar vertidos de crudo?.

Proyecto Sirena lucha contra la contaminación

Y esto es precisamente lo que, desde hace 2 meses, hace Proyecto Sirena en Venezuela, específicamente en el estado Zulia, pero con miras de colaborar en cualquier zona del país que lo requiera.

Selene Estrach, se ha dedicado a reforestar mangles, proteger y reinsertar a sus hábitats especies en peligro como mapaches, toninas, nutrias y manatíes, así como recolectar plástico, fue el principio.

La escandalosa proliferación de lemna (o lenteja verde) y los constantes derrames de petróleo sobre el Lago motivaron el nacimiento de Proyecto Sirena.

Proyecto Sirena guardianes del agua

Pero la mitología define a las sirenas como las guardianas de las aguas. «Lo que estamos desarrollando en el Lago de Maracaibo, por ejemplo, tiene que ver con la protección de ecosistemas acuáticos y marinos, uno de los más importantes en el planeta.

¿Sabían que en el océano existe un porcentaje mucho más alto de oxígeno y procesamiento de dióxido de carbono? No es en los árboles como se ha estimado. Eso fue lo que nos impulsó a tomar el nombre», afirma.

Proyecto Sirena presentó el proyecto ante las autoridades pertinentes, y comenzaron las asesorías y el acompañamiento en el proceso de la creación de los dispositivos que más se adecuarían para intentar resolver lo que ocurre sobre las aguas del Lago.

Actualmente, existen dos tipos de dispositivos que ayudan a frenar desastres químicos. Los primeros son las alfombras de pelo, un proceso más industrializado.

Con una máquina, parecida a las de hacer fieltro, el pelo (de entre 10 y 15 cm) se introduce y ésta lo aplana y teje hasta crear algo parecido a un drelo o rasta pero mucho más grande. 

Luego se corta y modifica para ser usada como una esponja 100% efectiva para absorber sustancias. Se ubica en las orillas, sobre todo, de litorales o costas. 

En muchos países, se disponen en los muelles asemejando las estructuras de los aires acondicionados: se colocan en jaulas delgadas alrededor del atracadero y éstas van evitando que los aceites en las aguas se expandan.

Proyecto Sirena: buscando validez científica

La sencillez del proceso ha jugado negativamente para Proyecto Sirena poniendo en tela de juicio su efectividad. Expertos creen imposible un buen funcionamiento de este tipo de dispositivos. Ante este escenario, y entendiendo las críticas e incluso la preocupación, Selene Estrach y su equipo despejan dudas.

Fuente El Nacional

2/2/2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio