EE UU alertó sobre una tormenta geomagnética sin precedentes desde hace dos décadas

Una tormenta geomagnética sin precedentes, originada por una serie de erupciones solares, se espera que llegue a la Tierra este viernes al anochecer, fenómeno que podría ser el más severo desde 2005, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Shawn Dahl, coordinador en el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés), describió este evento como “muy, muy raro” durante una conferencia de prensa. Los vientos solares, que se desplazan hacia la Tierra a casi 800 kilómetros por segundo, se prevé que alcancen nuestro planeta alrededor de las 20:00 hora del este (24:00 GMT).

El SWPC emitió notificaciones a los operadores de infraestructura crítica, incluyendo “comunicaciones, satélites y plantas de energía eléctrica”. A pesar de la severidad de la tormenta, no se espera un “colapso pasivo catastrófico”, según el funcionario.

Según el portavoz, las tormentas geomagnéticas pueden causar un efecto notable tanto en la infraestructura orbital terrestre como en la superficie del planeta, con la capacidad de perturbar las comunicaciones, la red de suministro eléctrico, la navegación y las operaciones de radio y satélites.

Estas expulsiones son detonaciones de plasma y campos magnéticos en la corona solar que originan tormentas geomagnéticas cuando suceden en dirección a la Tierra, según explicó NOAA.

La secuencia de explosiones solares se inició el 8 de mayo y las circunstancias para que la tormenta continúe podrían extenderse durante todo el fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio